domingo, 7 de junio de 2009

Entre libros...

Están llenos de historias. Y cuando entras, las ves todas, juntas, de un golpe de vista, con apariencias y colores más o menos atrayentes, que hacen que titubees hacia la derecha, hacia la izquierda, hacia el frente, sin saber a donde dirigirte para empezar a abrir tapas, a hojear páginas, a leer líneas que te desmenucen intuiciones de colores o apariencias, de palabras, de autores…Desde que recuerdo, cuando entro en una librería o una biblioteca, tengo la sensación de experimentar la misma inquietud que un niño cuando le muestran muchos sabores de helado, o lo llevan a una juguetería para que escoja uno de entre muchos. Son tantas las posibilidades. Puedes adentrarte en tantos mundos, en tantas formas de ver esos mundos, que me vuelvo primero “ojiplática” y luego, me atraganto, por ese orden. No digamos en la feria del libro…
Sin embargo, este año fue distinto. El otro día paseando entre los stands iba por el centro, y sólo me paré en unos cuantos, en los que tú me sugerías que lo hiciera para preguntar algunos precios, y, tuve la sensación de que los libros venían a mí -a través de ti-, no yo a ellos. Fue algo así como si me encontraran. Y me gustó. Quizás algo está cambiando, o quizás ha cambiado ya.

12 comentarios:

coco dijo...

A mí también me encuentran los libros. Saben que soy muy facil.
Me gustan todos.

dEsoRdeN dijo...

Durante el año casi ni los huelo, pero cuando llegan las vacaciones me apetecen un montón. Ahora empezaré 'Rompepistas', que me regalaron para mi cumpleaños. A ver qué tal...

bss

TORO SALVAJE dijo...

Que bien entonces, que siga ese cambio positivo.

Besos.

Antonio Castellón dijo...

Hola, Libertad.

¡Qué odisea es encontrarse rodeado de tantos libros! Nuevos y viejos, grandes y de bolsillo; todos atraen en un principio casi irresistiblemente. Menos mal que con el tiempo uno se vuelve selectivo, porque si no llega a ser mareante.
Aún recuerdo, hace pocos años, la situación de no poder salir de una librería... Aunque llegase tarde a cualquier cita.

Un saludo.

ybris dijo...

De acuerdo. Como para atragantarse cuando te acometen en tropel.
Pero para los viciosos del tema es un atracón delicioso.

Besos.

manuel_h dijo...

y que sea un buen cambio!!

Fermín Gámez dijo...

Vengo aquí a tu blog por vez primera. Y con razón. No sólo los libros llaman a los lectores... sino que también cuando se habla de libros hay como una onda que se extiende por donde sea y llega a otros que aman los libros, y se contagian todavía más del ardor por la lectura.

Yo también me dejo encontrar por ellos.

NoSurrender dijo...

es un buen paisaje, sin duda, el Retiro lleno de libros.

Espero que encuntres justo lo que no buscas.

Salud!

Auxi González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Auxi González dijo...

Hay una biblioteca en mi localidad en la que ha recogido un montón de libros antiguos. Están en esas estanterías que se deslizan con manivelas y salvo ese pequeño pasillo abierto, todo lo demás son estantes cargados de libros, uno puesto sobre el otro... Como tú, lo comparo con una caja de bombones... Incluso en un fichero cercano tienes el listado con todos los sabores disponibles XD

Bohemia dijo...

Siempre he pensado que los libros nos llaman...pssshhh psssshhhh y en algunos casos buscan intermediarios...

Un beso y gracias por tus palabras

libertad dijo...

Gracias a ti, Bohemia...