lunes, 13 de julio de 2009

ATL. French toasts (III)


...Parados en un semáforo, pensativos, medio en silencio, de vuelta al hotel después del brunch en Decatur para coger el avión, nos llamó la atención una chica que cruzaba la calle justo delante de nosotros balanceando las bolsas que llevaba en las manos. Parecía contenta. Con la mirada perdida. Quizás sonreía para sus adentros. Creo que sonreímos nosotros igual…

…Desperté con Monet una semana antes. Los Water Lilies del High Museum me parecieron perfectos. Llovía fuera, pese al calor, y llovía dentro. Un arcoiris de violetas, rosas, verdes tamizados y azules aguados, iban y venían a nuestra retina a medida que nos aproximábamos o alejábamos de la pared donde estaban los lirios pintados, como la lluvia intermitente a veces resuena en nuestros oídos. Misrach me conmovió: tuve la sensación de que la inmensidad del mar y sus diferentes texturas, plasmadas a la perfección en sus fotografías, ensalzaban y acogían, por igual, nuestras vulnerabilidades. Me sentí pequeña, pero humana, y esto me hizo empezar a rodar. Caminamos por Midtown, entre rascacielos, iglesias de las más variadas confesiones, y casas de paredes tableadas de madera con porche sureño y jardín abierto al exterior en la parte delantera. El aire olía a tierra mojada y las conversaciones comenzaban a adherirse a él. Mezclamos sabores, y más colores, y más texturas, y esta vez fue la boca la que se hizo agua en el vietnamita "Nam". La armónica de blues del "Virginia Highlands" me transportó a un momento y a un tiempo distinto, y oí el latido de este “folk”, como a menudo oigo el de otro, también en el Sur, pero en otro (más árido, más seco, más al Sur). Aprendí casi todos los días de lo que nos contaban. Disfruté incluso de las bromas que no llegaba a entender con exactitud, pero que intuía. Y aprender me produjo alegría. El ático del Hotel Glen, de noche, me enseñó otra Atlanta, y me recordó que las cosas no se ven igual con perspectiva. Que la perspectiva siempre nos desvela cosas nuevas y casi siempre también mejores. Y que no es necesario subir tan alto ni irse tan lejos, sólo querer subir y querer irse…Y nos fuimos, nos fuimos a ese lugar plácido entre árboles gigantes, con nuevo y reluciente suelo de bambú y chimenea, donde el cariño resulta ya reconocible, para continuar a la mañana siguiente tomando un brunch, con "french toasts", en el sitio de las flores en la paredes, en Decatur. Con “french toasts”…

14 comentarios:

libertad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
libertad dijo...

las "french toasts" son una especie de bollo con nata, aderezado con fresas y arándonos...

TORO SALVAJE dijo...

Debió ser un viaje magnífico.

Que no se te olvide.

Besos.

ybris dijo...

Tienes mucha razón: "las cosas no se ven igual con perspectiva".
Tú, que la tienes, muestras aquí esa diferencia entre ver de una manera superficial y otra mucho más profunda.

Besos.

momo dijo...

No... no es necesario , a mi este año con estar cerca del mar ya me conformo.
Un beso muy fuerte linda como tu nombre, a la vuelta seguiré paseando por tu orilla, no dejes de estar visible nunca.
besinos libres

Anónimo dijo...

Adoro tu perspectiva...ese lugar donde residen y pueden abrazarse todas las cosas, incluso las invisibles.

Releeré de nuevo, necesito la clama de tus pasos y la fuerza de tu respiración.

Contigo.

Olimpia.

Elendaewen dijo...

Qué envidia. Yo quiero french toasts. Y subir, e irme lejos.

Saludos.

dEsoRdeN dijo...

Viajar es lo máximo que se puede hacer en esta vida. El día que me decida a atracar un banco me largaré a dar la vuelta al mundo

cristal00k dijo...

Un texto delicioso querida. Viajé...
A partir de ya, las French Toast siempre irán unidas a tí.
Besos.

libertad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
libertad dijo...

Gracias a todos por aparecer por aquí en pleno julio.
Gracias muy especiales a ti, querida Olimpia. Una alegría leer tus comentarios. Contigo.
Besos!

Anónimo dijo...

Ahora estas dormida en mi cama. Estas cerca, muy cerca de casa. Me encanta conocer el mundo a través de tus ojos. Te quiero.

Inma Luna dijo...

Qué gusto, qué buena foto, qué ganas tengo siempre de salir corriendo a cualquier parte. Besitos.

-Pato- dijo...

Me ha ganado Ybris, él te ha dicho ya lo que yo sentí al leerte, no me cabe duda que es tu perspectiva y tu mirada la que te ha dejado ver tanta belleza.

Besos.