miércoles, 2 de julio de 2008

Desahogo discontinuo

Tantas veces la vida nos deja el reducto de sólo estar. Tantas. Que me encuentro una y otra vez en el mismo sitio. Una y otra vez. Y cada vez esperándolo menos. Porque cada vez la situación se repite de una forma diferente. Totalmente distinta. Más distinta. No hay dos iguales. No hay regla. Lo que aprendemos con una persona, a veces pienso que no sólo no nos sirve para otra, sino que incluso lo desaprendemos para esa otra. No hay regla, no la hay. En el fondo, controlamos tan poco de lo que nos afecta, de lo que nos importa. Tan poco. Que es un azar esto de vivir. Esto de amar. Un azar. Quizás por eso, yo también creo en el valor del esfuerzo y de la responsabilidad, porque es la única manera de sentir que algún resultado puede depender de nosotros, al menos en lo que significa aumento de posibilidades. Pero, ni compartiendo ese principio, tan utilizado en los últimos meses, hay reglas. Ni tan siquiera. Qué efímera es la felicidad. Qué efímera. No me extraña haberme sentido un tanto extraña estos dos meses y medio, por lo inusual, por lo inusual en mi vida por esa razón…por estar feliz por eso. Tantas veces la vida nos deja el reducto de sólo estar. Tantas.

10 comentarios:

ybris dijo...

¿Sólo estar? Quizás la vida intente dejarnos solo ese reducto.
Pero con algunos como tú estoy convencido de que fracasa.
Las apariencias parecen hacernos sentir incontrolados y a la deriva. Pero los que creemos en el esfuerzo y en la responsabilidad -como tú- sabemos que el azar es asumible y enriquecedor.
A fin de cuentas somos siempre nosotros los que estamos y hay muchas maneras de estar.

Besos, amiga.

Dulcinea dijo...

...recuerda que TODO SE TRANSFORMA...es una ley universal de la energía...y esto también se transformará...UNO DA LO QUE RECIBE Y LUEGO RECIBE LO QUE DA...NADA ES MÁS SIMPLE, NO HAY OTRA NORMA, TODO SE TRANSFORMA....

...Igual es que, no tenía que ser...y simplemente necesitabas esa energía, para que ahora se transforme en algo mejor....

un beso enérgico de convaleciente...muaka.

* Sine die * dijo...

Por la vida se pierde la vida, Liber...esa es la inevitable inercia de la espiral...

Besitos muchos..

Fernando Sarría dijo...

la vida es hermosa y terrible pero la felicidad es un tren....que ya pasó...desde lejos lo vemos escaparse y entonces nos damos cuenta que era el nuestro...es así...pero sigue sentadas y atenta ...besos.

Inma Luna dijo...

Hay que pelear Liber, hay que buscar la felicidad debajo de las piedrecitas pequeñas y de las grandes rocas, por encima de todo. La vida es cortita, hay que bebérsela de un trago.

Inma Luna dijo...

...Y estoy con Ybris, hay muchas maneras de estar, cómo no va a quedarnos hueco para decidir esto?

Isthar dijo...

La felicidad es tan efímera como las ilusiones inmaculadas. Siempre llega la realidad a golpe de séptimo de caballería a restablecer el orden de las cosas y darnos una sobredosis de presente que nos deja temblando.

Y vuelta a empezar. Y al final a una se le quitan las ganas de montarse en la vida para acabar otra vez por el suelo.

Y volvemos a subir...

Simplemente Olimpia. dijo...

Estar!!! y te parecerá poco!, lógico para quien además de estar, ha sido, pero...estar es tanto cuando se ha sido nada!

Este post es denso en contenidos,-además de hermoso- muchos mensajes contiene....los digiero uno a uno, conveniendo y refutando.
Reglas? ya hemos hablado de ellas, de su inestabilidad y de su "no" confianza, para quiene creer no hizo falta.
Control? para sentirnos unívocos?...si sirve- a quien le sirva-,
desaprender no es mermarse sino "no igualarse" al anterior herrado.... y ser y saber de nuevo.

Contigo aunque seas artida o antártida.

Olimpia.

Melpómene dijo...

Y cómo nos volvemos de locas intentando racionalizar y hacer controlable lo incontrolable, jaja. Un besazo

libertad dijo...

Quizás haya períodos en los que sólo se pueda estar. Y quizás, haya que saber estar y sólo estar cuando nos toca (aunque no sepa hacerlo muy bien)
Gracias