domingo, 6 de julio de 2008

Sobrevivir

Desnuda y vacía. Desnuda y vacía, vuelvo a cruzar el charco. Espero volver, al menos, con un traje de neopreno que me envuelva de pies a cabeza.

14 comentarios:

ybris dijo...

No te creo desnuda y vacía.
A veces las apreciaciones nos traicionan.
Cruza el charco y vuelve.
El traje es lo de menos con tal de que no se te pierda el calor que siempre tuviste.

Besos animosos.

Anónimo dijo...

Aprovecha el sol y el calorcito que la mar está tibiecita, seguro que te resulta más fácil de lo que crees...

glauka dijo...

O una hermosa cola de sirena ;)

Anónimo dijo...

Te quiero, te quiero, te quiero, te queremos, y treinta y nueve años te quiero.

Isthar dijo...

Si lo consigues ya me enseñarás la fórmula, aunque algo me dice que contra viento y marea, aún sin velas o mástil, algunas nacimos supervivientes. Vístete y llénate de ti.

Y cuando vuelvas, búscame, charlaremos y desmontaremos un rato el mundo para después tratar de recomponerlo. Y puede que no lo logremos, pero me gustaría hacerlo contigo.

Un abrazo terriblemente grande, fuerte y sincero.

Te echaba mucho de menos, Libertad

* Sine die * dijo...

¿Neopreno?

Mejor una nueva piel, liber... :)

Feliz viaje de regreso (a tí)

Un besito

Simplemente Olimpia. dijo...

Jooooooooo, mira que soy incrédula!!! que no te veo ni desnuda ni vacía....sino con la percepción viajera....(no me extraña, tanto mar por medio)
Sé que no perderás tu calor así te vistas de distancia!!!
Sobre-viviente por que tu ternura es excesiva, inconmesurable.

Contigo

Olimpia.

Clarice Baricco dijo...

Me gustò tu brevedad. Dice tanto!

Abrazos.

Fernando Sarría dijo...

....siempre volverás entera con tu corazón...besos.

Di Verso dijo...

Desnudarse libera, así que no esperaba menos de la libertad.
Si te sientes vacía, aprovecha para hacer limpieza y ordenar, y si ves que te sobra un rinconcito puedes llenarlo con mi cariño.

libertad dijo...

Algo de calor estoy cogiendo, como sin querer, querido Ybris.
Gracias por tus besos animosos.

No he visto las hermosas colas de sirena, pero quizás, quizás en otro viaje, glauka.

:) Yo también, y yo sí treinta y cinco y casi treinta y seis. Más no me puedes querer, anónimo, porque no había nacido, aunque tú sí. Os veo y os abrazo muy pronto.

Vuelvo en breve, y en cuanto tenga fuerzas te busco, Isthar. Yo también te echaba de menos. Una inmensa alegría verte por aquí. Gracias por tus palabras! Un beso fuerte

Gracias Sine, gracias.

Me has hecho llorar al leerte, querida Olimpia, y sólamente Olimpia....tus palabras también.
Un beso muy fuerte
Contigo

libertad dijo...

Gracias, Clarice. Un beso

¿Tú crees Fernando?

Gracias Di verso, para recibir cariño siempre se puede hacer un hueco. Eres un sol

Anónimo dijo...

No te mereces tanta mala suerte, no te lo mereces...joder...

UMA dijo...

Cruzar el charco y volver, acà estamos quienes te apreciamos.
Besos!!