lunes, 24 de noviembre de 2008

Mi corazón (sin razón)

El corazón no se atiene a la razón. Pero se puede amoldar a las razones. No todos ni a todas, pero sí algunos, y a algunas. Hay corazones que son más razonables que otros, mucho más...y por eso a veces me gustaría que me transplantaran el mío (aunque sólo fuese en sentido figurado y sólo a veces)

22 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Ah no, nada de razones para el corazón, entoces dejaría de ser lo que es y se convertiría en un simple músculo.

Que no.

Besos.

Fernando dijo...

el tuyo debes er encantador...olvidate de eso..un beso fuerte.

esperanza dijo...

Cuando recibes un corazón que no es tuyo, el organismo lo reconoce como ajeno, y tiende a rechazarlo, por eso hay que tomar medicamentos que anulen este efecto. A mí me suena fatal todo éso. Mejor quédate con tu corazón, cuídalo y haz por conocerlo mejor, por reconocerlo como tuyo...aunque no lleve ninguna razón.
De todo corazón.

libertad dijo...

A veces "la visceralidad" daña. Por eso a veces,me gustaría tener un corazón un poco más razonable. Pero quiero al que tengo, y sobre todo intento aceptarlo cada día más. No te preocupes por eso, Esperanza.
Un beso, gracias

Jajaja, me ha gustado tu "arranque", hombre. Un beso guapo

Ea, pues me olvidaré del a veces, Fer. Aunque sea porque hoy me lo has dicho.
Un besote

libertad dijo...

Pero lo cuidaré Espe, porque eso creo que tengo que hacerlo más. Más gracias, y más besos

misántropo dijo...

Pues mira, a mí lo que me encantaría es transplantarme la razón. Para siempre.

Un beso enorme, guapa.

ybris dijo...

Así me ha parecido siempre. Uno siente primero y luego razona por ver si se justifica o no ese sentimiento.
Y es que unas veces queremos prolongar ese sentimiento y otra, ahogarlo. Y eso no se puede hacer sólo con corazón.
Quizás eso sea lo que significa trasplantarse el corazón.

Besos.

libertad dijo...

Ahí le has dado, querido Ybris. Ahí le has dado.
Un beso

Anónimo dijo...

El corazon siente, sin más.Y eso es bueno, muy bueno, es lo que hacer ser a las personas lo que son, desde dentro, con la verdad y la trasparencia, sin matices. Y cuando ese corazón además es sensible a lo humano, a todo lo humano, y le importan tanto las personas, lo que piensan , cómo se sienten, ese corazón se resiente. No se puede cariño con tanto , sería perfecto , ideal, pero no se puede. Hay que luchar por lo que se cree, pero si no se consigue, o no se entiende, tiene que entrar la razón, para ayudarle a comprender, que la vida hay que cogerla por donde venga, regodearse en lo que tenemos, que en nuestro caso es todo, y olvidarse de lo demás. Lo siento, pero ya sabes lo que pienso al respecto, tiene que importarnos la vida que nos rodea, pero no pienso sufrir más de los necesario, y con vosotros , tengo más que suficiente, para crear que lo tengo todo.Lo demás son piedras que nos vamos encontrando en el camino, si no molestan que sigan ahí , si me sirven las cogeré, y cuando terminen su misión , que normalmente es corta, las apartarás a un lado, sin darle más importancia, y seguirás tu camino, que es lo único importante. En este aprendizaje, entra la razón, te tiene que enseñar y tienes que aprender, y sabes que seguirás teniendo un corazón verdadero, transparente y único.Porque tú eres así, y eso sí, nadie te lo va a cambiar.Te quiero.

libertad dijo...

"Es la razón la que debe intervenir para ayudarnos a aprender que la vida hay que cogerla por donde venga"...(después de luchar, o si no se entiende).
Es perfecto como lo has expresado. Sabes que esta vez he soltado la conclusión y que lo que había debajo era exactamente eso, exactamente. Tengo tanta suerte. Me lees. Me quieres. Me leéis. Me queréis. No dudes de que sé la suerte que tengo. Yo también te quiero, ANONIMO.

coco dijo...

Cómo te entiendo. Pero me temo que el corazon no es como la nariz, que te la cambian en corporación dermoestética. Hay levantar la cabeza y hacer de las trizas, corazón (y de las tripas, también).

Un cura dijo...

Vaya, he llegado por casualidad a tu blog y me he quedado prendado al ver el campanario de Taizé... iré leyendo poco a poco lo que cuentas. De momento permiteme que te recuerde una frase preciosa del filósofo Pascal... "el corazón tiene razones que la razón no comprende".
Un saludo y ánimo.

misántropo dijo...

El corazón es sólo una víscera
dice rotunda la voz de la razón,
pero como explico esta desazón
cuando se alarga tanto tu espera.

Como aún me gobierna la razón
quisiera mutarme en visceral,
seré de nuevo un sentimental,
cantaré serenatas en tu balcón.

No es que sólo quiera ser amable
la misantropía no me lo permite
pero ello no impide que te invite
a bombear este diástole impasible

Beso razonable

Dulcinea dijo...

..jajajaja...

pues no pides tú ná¡¡¡

besos guapa

libertad dijo...

Bueno, igual eso es lo que necesitas, Misántropo.

Sí, verdad, Coco. Pues nada, enredaremos las trizas y crearemos una forma lo más nutrida posible. Besitos

Gracias, un cura. Sí, así es. Esa es la foto. Gracias por la visita

Otro beso para ti, Misántropo. Gracias por el poema

Sí?? Tanto pido?...jo, pues se me podía cumplir "de forma figurada", "a veces". Yo se lo voy a pedir a los RRMM de tu cole...que son mu milagrosos me han dicho...Besos!

nuria dijo...

Se puede y a veces se debe. Aunque sea un tópico, todo es cuestión de perspectiva, distancia y tiempo.
Un beso

cristal00k dijo...

¡Ay nena! ya ves... pues para eso tipo de transplantes hay también una lista interminable...
Y no sé si serviría de gran cosa. Los hay que hemos nacido, para que nos lo partan una vez sí y otra también.
Un beso grande y ánimos.

Dédalus dijo...

Tengo por ahí escrito que cada vez que alguien me da la razón, luego no sé muy bien qué hacer con ella. Cuido más a mi corazón, desde luego.

Besos, Libertad.

ÓNIX dijo...

No intentes cambiarlo, no sería bueno reemplazar un corazón que tal vez es muy encantador, sólo debes fortalecerlo mucho más en todos los sentidos y llenarlo de vitalidad... Enseñarle a no tomar las cosas tan a pecho y a ser un poco más blando de vez en cuando, pero fuerte cuando la ocasión así lo amerite...

Saludos...

Sirena Varada dijo...

Los “corazones razonables” no son corazones auténticos, son otra cosa... acaso son corazones delicuescentes. Yo creo que es mejor, querida Libertad, que conserves el tuyo intacto, y que continue siendo “demasiado corazón”, como dice la letra de la canción (¿o es una película?) y que el factor sinrazón, emoción, pasión, siga incorporado a tu sentir.

Un abrazo

libertad dijo...

Gracias Cristal, gracias Dédalus.

Muchas gracias, Ónix, tus palabras me han servido. Un beso. Me alegro de tu visita.

Gracias también por tus palabras Sirena Varada. Eres un amor. Y tu último post me enamoró. Besos

Melpómene dijo...

Jajaja, sí... Pero el tuyo es tuyo, lo mismo que a veces se encoje y te quita el aire otras se expandirá más allá de lo que las razones permitan a otros. Para lo bueno y lo malo es el tuyo. Un besito!!!