domingo, 30 de noviembre de 2008

El tiempo y sus refugios (de Borges)

«Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el amor no significa acostarse. Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender... Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del sol puede quemar. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale y uno aprende y aprende... y así cada día. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad. Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades. Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante. Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon. Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido. Pero desgraciadamente, sólo con el tiempo...» Jorge Luis Borges.

18 comentarios:

libertad dijo...

Llevo todo el fin de semana recordando frases sueltas de este texto de Borges, que en algunas ocasiones ha sido mi refugio, mi remanso, mi paz. Hoy, al entrar en el blog de Dédalus y después de leer el maravilloso post de Rilke, he entrado en "sus perlas literarias", y al encontrar el texto completo, ha sido el empujón que necesitaba para colgarlo y que se quedará conmigo este noviembre.
Gracias Dédalus.

esperanza dijo...

Supongo que en la vida es tan importante respetar el "tempo" como en la música.
Un texto precioso y nutritivo;gracias por traerlo en esta noche.
Que tengas buena semana.

ybris dijo...

Cuánto nos enseña el tiempo cuando no trae resignación ni cansancio sino sólo sabiduría y experiencia.
Sobre todo esa abismal diferencia entre sostener y encadenar que nos lleva a disfrutar del presente más que a mirar al futuro.
Y es que el futuro, ya se sabe, acaba en un borde abrupto en que pasamos del arrepentimiento hasta el olvido.

Con el tiempo aprendemos a ver la verdad de textos como éste.

Gracias a ti y a Dédalus.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

El tiempo nos enseña todo eso que tan sabia y bellamente dice Borges.

Lástima que lo haga tan tarde.

Besos.

* SINE DIE * dijo...

Qué grande Borges...

Ay Liber...en ocasiones pienso que con el tiempo aprendo solo a desaprender(me)...

Un besito, guapetona

UMA dijo...

"y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes..."
Tambièn puedo comprender lo que decìs en palabras de Borges, siempre digo que el hoy es lo ùnico asible y por eso el mundo de los sentidos debe estar en ello.
Gracias por este texto esclarecedor, or tu calidez, por tu solidez mental, Libertad.
Un besazo y buena semana.

Pd:parece que Juanan nos ha despertado a todos grandes sensaciones;-)

Fernando dijo...

construye los senderos que te lleven...tiempo habrá de que se deshagan solos...besos.

misántropo dijo...

Ese tiempo, por fin, ha llegado
de palpitar y decir te quiero,
dejemos la piel en el empeño,
aprovechemos este tiempo prestado.

Rescatemos del baúl los recuerdos,
enterremos hondo bilis y rencores,
no encontraremos tiempos mejores,
seamos, de una bendita vez, cuerdos.

Beso insensato

cristal00k dijo...

El padre Borges enseña y uno aprende...
¡Que bien que lo colgaste!
Gracias y un beso.

Churra dijo...

Maravilloso...
El tiempo sabio que acaba por enseñartelo todo .
besos

Anónimo dijo...

Maravilloso...

Mencía dijo...

Bellísimas palabras niña.

Las puse en el blog hace tiempo y las releo de vez en cuando para anticipar lo más posible el aprendizaje.

Besos.

Melpómene dijo...

Uf, sí, el tiempo te enseña a valorar lo que viviste y con un poco de suerte a valorar el momento y no lamentarse por no haber aprovechado el pasado. Hay quien se queda en lo primero y malgasta lo siguiente. ¡¡¡Un beso!!!

Bo Peep dijo...

Bellísimo este texto!!!

manuel_h dijo...

también me gusta el poema, aunque parece ser que no es de Borges, ¿qué más da?

libertad dijo...

Ah, no! Dime, dime, si sabes algo más??
Besos!

manuel_h dijo...

MIra aquí:

http://tyare.blogspot.com/2006/09/borges-o-shakespeare.html

Anónimo dijo...

Podrían decirme exactamente en qué libro esta publicado esta maravillosa receta de vida? gracias