lunes, 22 de septiembre de 2008

A golpe de voluntad

Dicen que la química ni siquiera nace, existe. Existe desde siempre, y si no nos hemos percatado de ella antes es porque ha faltado el encuentro, el momento exacto en el que dos personas se conocen, o más bien, se “encuentran”. Pero, si esto es así, me pregunto… cómo ir hacia atrás, cómo deshacer lo existente (lo que existe “per se”, no porque se ha creado), cómo hacer vacuo lo que significa, cómo negar lo que hay si sabemos que lo hay y que no ha dependido de nosotros que lo hubiera, cómo acoger al invierno después de la primavera, cuando no hubo ni verano ni otoño y la primavera fue exultante y vino (no la llamamos), como viene la lluvia cuando hay nubes o corren los ríos cuando hay cauce. Cómo desencontrarnos de lo que encontramos sin buscar y casi sin querer, cómo desenroscar la espiral que siempre fue hélice, cómo olvidar la coincidencia, “la magia”, cómo. Sólo se me ocurren dos maneras: vendándonos los ojos o a golpe de voluntad. Tú escogiste la primera. Yo me quedé con la segunda.

21 comentarios:

esperanza dijo...

Tanto "cómo hacer que" me hace sentir fatigada. Cierto que, en otras ocasiones, hubiera sido un desafío. Pero hoy son demasiadas preguntas.

No te dejes "golpear" por la voluntad. Elige sin violencias, sin esfuerzos, cuando tenga que ser. Claro...que los escultores golpean las piedras para crear sus obras. No sé...estoy cansada ya de buena mañana, ó será que no descansé bien.

Se me ocurre cantar y posponer las elecciones.
Y mandarte un beso enorme, sin preguntas ni tareas pendientes, con el olor y calor de lo recién horneado.

TOROSALVAJE dijo...

Y porqué hay que deshacerlo?
Con lo difícil que es que suceda.

Besos.

libertad dijo...

Cantemos Esperanza, cantemos!. Graciassss.
Un beso grande!

glauka dijo...

Me temo que o eres la única que tira del mazo de la voluntad porque no ve otra salida en según qué circunstancias.
Asique sólo puedo decirte una cosa: RESISTE.

UMA dijo...

Hay que dejar que todo fluya, sòlo hay unos pocos valientes...
Un besazo, Libertad

ella dijo...

Me parto contigo, de verdad: "Cómo volver al capullo cuando nacimos flor sin pretenderlo".

Besos orgiásticos

libertad dijo...

Difícil eh?, Ellita. Pues pa que veas qué gracia me hace a mí.
un beso!

libertad dijo...

Es así, Torosalvaje. Es así. Besos

Querida Glauka: En ello estamos

Lo sé, pero es difícil...pero lo sé. Un beso grande, Uma

Anónimo dijo...

sentenciadora, te veo (uy, te leo)

Inma Luna dijo...

Verás Liber las cosas, las personas, los momentos... aparecen cuando tienen que hacerlo. Cuando se van no hay qué pensar por qué vinieron, por qué se fueron, hay que predisponerse a la llegada de otros.
Besos.

libertad dijo...

Tu aceptación me maravilla Inma y sé que es sabio lo que dices. Lo sé...pero lo de que las cosas o los momentos o las personas aparecen cuando "tienen que hacerlo", o lo que "hay que hacer cuando se van es"...es quizás demasiada "obligación teórica" para mí en algunos momentos. Me puedo la rebeldía, me puedo el inconformismo...no me llevo bien con eso que llaman destino...pero te entiendo, te lo agradezco, y sé que es eso, o algo parecido lo que finalmente hace que mires hacia delante y vuelvas a estar predispuesto a la llegada de otras cosas, otros momentos y personas. Si con la vida hay que reconciliarse siempre. Llegará...eso.
Muchos besos y muchas gracias.

Isthar dijo...

Es difícil aceptar que hay una química inevitable de la que somos conscientes pero no podemos evitar. Ni siquiera tengo claro que la voluntad pueda hacer otra cosa que poner distancia, porque la atracción, el encuentro,resulta tan real como certero. Puedes huir de algo, puedes alejarte, distanciarte e incluso racionalizarlo hasta conseguir hacerlo desaparecer en tu cabeza, pero la realidad es que uno puede cerrar los ojos pero eso no hace algo menos cierto.Hay que tener un alto grado de control y autosugestión para conseguirlo. Y bueno,cierto es que hay experto en el autoengaño.

En fin, qué complicado desandar caminos,querida Libertad. Y cómo cuesta...

Un abrazo gigante

libertad dijo...

Tomo tu abrazo gigante y te doy otro para ti.
Un beso

Clarice Baricco dijo...

No lo sé a ciencia cierta. Pero tus propuestas me parecen directas, correctas.

Abrazos.

Anónimo dijo...

...que es mucha. Un beso mu grande

mofin dijo...

inma luna.tiene más razón queeeee, una santa? se dice?

seño..., digo, liber, liber

sabías que el "liber" es el tejido por el cual las plantas llevan la sabia elaborada...su comiditaaaaa

liber...que me disperso, cual era la pregunta?

sabia mujer, inma luna

libertad dijo...

No, no lo sabía.
Gracias, Mofin.
Besos

sintulatido dijo...

No sé que es peor si los ojos vendados o a golpes de voluntad..Me llegó demasiado este escrito..
Besos Libertad.

libertad dijo...

A mí también, sintulatido.
Gracias
Un beso

Simplemente Olimpia. dijo...

Dicen que a lo "hecho" el pecho le basta, pero no es cierto.
¿como deshacer lo efectuado, sin dejar rastro de que fue tal o cual?
Vendarse los ojos, implica cegera y a golpe de voluntad la imprecisión suele darse con bastante asiduidad...qué queda? desde luego, no la resignación, no la condescendencia.
Si el hecho repercute en el "ambos" y uno se queda quieto mientras el otro continua...el ritmo y el fin nunca será "armonía"
Desde luego convengo contigo en que amortajarse no es lo adecuado...pero dos no avanzan cuando uno está ciego.
Así que quizá....habrá que obrar el milagro de devolver la vida al ciego o quedarnos impasibles con su cegera.

Va, no me hagas caso....éste frío y estar tan distante a mi misma es lo que tiene, que las palabras sufran de fiebre y desvario.

MIs besos de visión nocturna...;)

Olimpia.

Maximo Diechi dijo...

Muy real, yo me encuentro deshaciendo la química. Algo que descubres sin proponértelo. Algo que está allí sin buscarlo pero que en un momento dado necesitas romper, si es que se puede romper algún día.
Bello y doloroso.