viernes, 11 de enero de 2008

Cuando los comienzos tienen un principio...

Para mi abuelo paterno existían las cosas de siempre y las cosas que iban y venían. De las cosas que iban y venían, no había que preocuparse cuando no las tuviéramos. Ya vendrían. Y si no, daba igual, tampoco eran necesarias. De las cosas de siempre, sí, claro. De esas sí. Porque si las teníamos eran sin reservas nuestro punto de apoyo y había que esforzarse en cuidarlas, o al menos en conservarlas, en no perderlas -que la vida es muy traicionera, decía-. Y si no las teníamos, había que volcarse en conseguirlas, porque sin ellas no tendríamos sustento, andaríamos continuamente dando tumbos, de un lado para otro, sin rumbo.

...Las cosas "de siempre", las que "van y vienen"...

... No sé con exactitud a qué se refería mi abuelo cuando me hablaba de esto sentado en su sillón de la sala de estar...No sé... pero yo me quedé con la idea de que por este mar por el que navegamos, le iba a tocar a mi torpe consciencia distinguir unas cosas de otras, una y otra vez, siempre -porque la vida es muy traicionera...-. Lo que se va, lo que pasa de largo, lo fugaz...de lo que permanece, lo que desafía al tiempo, e incluso a veces a las circunstancias, y se queda. Se queda con (y en) nosotros. Conformándonos, acompañándonos, abrazándonos, ayudándonos a ser. Entre lo que se va y se queda, en eso estoy abuelo, en eso sigo...

22 comentarios:

manuel_h dijo...

de momento me encuentro pensando si hay cosas que se quedan, así que el título del blog me parece muy adecuado.
besoss

Ybris dijo...

Ya te había detectado por Technorati antes de que publicaras nada. Me alegro verte con página propia y ánimos renovados.
A mí, al contrario que a Manuel, me cabe la duda de si hay algo que se vaya. Y es que todo deja una especie de poso que se empeña en aparecer, para bien o para mal, cuando menos lo esperas.
No sé si es porque la vida sea traicionera o simplemente tozuda.
Así que adelante entre lo que se va y se queda.

Un beso fuerte

libertad dijo...

Gracias a los dos por vuestra visita. Sí, vengo con ánimos renovados, es verdad, querido Ybris.
Un beso fuerte a ambos
(PD...uhmm, tengo una duda: ¿Cómo modificar el interlineado de los post, para que las líneas se lean mejor?...es que soy muy torpe yo para estas cosas o no le echo paciencia, no sé...Gracias!!!)

Churra dijo...

Me ha encantado , las cosas de siempre y las que van y vienen. Es verdad , las que van y vienen no tiene demasiada importancia a la larga .
Besos

Anónimo dijo...

Precioso proyecto...Entre lo que se va y se queda. "De las estaciones de paso a los lugares comunes". Me encanta.
Ánimo. Nos apasiona leerte. Te quiero. Te queremos

Sine die.. dijo...

Es curioso...mi abuelo también hacía alusión a lo que va y viene, a la distinción entre lo efímero en la vida (que suele ser lo que más nos roba el tiempo y las energías por desgracia) y los pilares....aquello que conforma no solo tu vida, sino tu ser.

Lo malo es que en ocasiones solo descubrimos los pilares cuando hemos retirado ciento veinte mil capas de cosas efímeras..

Me ha encantado tu entrada.. :)

Un saludote!

Silent Heart dijo...

A mí me pasó como a Ybris: te encontré ayer por Technorati pero aún no habías escrito nada. Siempre lleva un tiempo crear tu propio espacio, ¿no? Entre lo que se va y se queda nos iremos encontrando, seguro :)

Besos

(P.D:: No sé cómo se cambia el interlineado, pero puedes ampliar los márgenes de la página en la plantilla html, poner la letra un poco más grande y dejar una línea entre los párrafos. No es lo mismo, pero algo es algo...)

libertad dijo...

Mil gracias, Silent Heart! Lo haré.
Y también por tu visita, por supuesto
Un beso fuerte
Nos encontramos, sí

prazsky dijo...

Algo así como

"Busca lo más vital, no más,
lo que es necesidad, no más,
y olvídate de la preocupación.
Tan solo lo muy esencial
para vivir sin batallar
y la naturaleza te lo da."

esperanza dijo...

(¡QUE ALEGRIA!!!)
Recuerdo esa idea también como herencia familiar, y me gusta. A veces da tristeza, otras ilusión...ver que las cosas llegan ó se van. Supongo que es lo que nos permite seguir ciertamente vivos ("semper crescit et decrescit...", como la luna)
Con las cosas de siempre,...es distinto. Nos acompañan, pero pesan también, algunas veces.
Yo también estoy en éllo, Libertad, en eso sigo.

Besos

libertad dijo...

Alegría la mía, Esperanza. Que apareces como un regalo venido del cielo, cuando menos me lo espero.
Muchos besos

ferfo dijo...

Me alegra haberte encontrado!, y con toda esa sabiduría ancestral y heredada.

Besotes

libertad dijo...

A mí también de que me encontraras, Ferfo.
Un beso!

Fernando S. dijo...

querida me alegro de volver a ver tu blog y seguro tu sonrisa...besos.

Clarice Baricco dijo...

Me ha gustado la reflexión de tu abuelo, de hecho era necesario para mi recordar ciertos detalles con esto que compartes.
Gracias.

Recibe besos.

Simplemente Olimpia. dijo...

Veo que no guardé bien mi comentario de ayer a este post....en fin, me reitero....
Libertad; quizá ser libre sea poder deambular entre esas dos cosas que nombras...las que poseemos eternamente y las que perdemos para siempre....y que no elegimos la mayoria de las veces.

Es imposible poseer todo lo que nos pasa, pero si estoy seguro de que todo ello, nos afecta, y aunque fugaz nos sucede, algo deja.

Si este blogs sirve para colocarte en mitad de tanto ajetreo de idas y benidas, bienvenido sea, como tú...nunca ausente en el pensamiento.

Un beso superlativo.
Contigo.

Olimpia.

Edanmir dijo...

He estado un poco mas miope de lo normal, pero ahora estas actualizada en mis enlaces con los de siempre. Salu2 de vuelta

paaliy dijo...

parece muy interesante esa búsqueda en la que te encuentras.

gracias por compartirla con nosotros..

Dulcinea dijo...

...Que sabio era tu abuelo, Libertad.

Un beso muy fuerte y enhorabuena por comenzar esta nueva andadura.

libertad dijo...

gracias a ti, Dulcinea, por estar en ella.
Un beso fuerte

yogi tantrico dijo...

Caminaba por el sendero de la vida y en la linde encontré un remanso de paz. Me he acercado y he encontrado una duda y un recuerdo.
A la duda te respondo: Entre lo que se va y se queda se forma la persona... y lo perenne le da sustento.
En cuanto al recuerdo, decirte que lleva la sabiduría de las canas iluminadas por la lumbre de la candela.

Melpómene dijo...

A mí todavía me cuesta distinguir a veces, pero veo que la experiencia es un grado que trae algo de clarividencia: cada vez me importan más un conjunto de cosas reducido. Espero que no se vayan. Un besito